por Christian Smith

El espacio público. Ese lugar que existe afuera de nuestras propiedades, donde todo puede pasar. Ese lugar donde transitamos para llegar de punto A a punto B. Ese lugar que es responsabilidad de la Municipalidad porque pagamos nuestros impuestos. Ese lugar al que no le damos nuestro cuidado pero al que si le exigimos nuestro derecho de uso. 

En Urbop creemos que ese lugar, si le damos la atención y el cuidado que se merece, se puede convertir en el lugar donde las personas se conocen, donde los vecinos se juntan, donde los niños juegan, donde las amistades se multiplican y donde las comunidades se fortalecen.

La Municipalidad de Guatemala ha hecho una excelente labor en ordenar, limpiar y mejorar el espacio público de nuestra ciudad. Es hora que le echemos una mano.  El espacio público no solo es responsabilidad de ellos, es de todos.   En Urbop, queremos ayudar.

Esta semana empezamos con nuestras intervenciones en el espacio público.  Estas intervenciones puntuales, tienen el propósito de mejorar el espacio público que nos rodea.  Ya sea limpiando, pintando, sembrando o simplemente proponiendo, queremos ayudar a crear un espacio público para todos: vecinos, peatones, ciclistas y carros.

Los invito a que vean el espacio público inmediatamente afuera de sus propiedades y se pregunten: si fuera mío, ¿que hiciera para mejorarlo?. Puede ser algo muy sencillo, como por ejemplo, cortar esa rama frente a su casa que fuerza a los peatones a agacharse cada vez que pasan por ella.  El punto es invitarlos a ver el espacio público con nuevos ojos.  Con la mentalidad que si ayudamos a mejorarlo vamos a ayudar a mejorar nuestra ciudad y eso, es algo que nos debiera importar a todos.  

Queremos tener una ciudad donde trasladarse seis cuadras se haga a pie o en bicicleta, pero no en carro.  Queremos tener una ciudad donde los niños no estén confinados al área verde de su edificio o a su academia de fút o baile. Queremos tener una ciudad donde vecinos conversen tranquilamente frente a sus hogares.  Queremos tener una ciudad, consciente y orgullosa de su espacio público.

Falta por llegar a esa ciudad, pero el camino está claro y bien señalizado.  Para llegar hay que empezar a caminar.  Nosotros vamos a dar el primer paso esta semana, ¿quién se apunta? 

 

 

  

Comment